aguadoras650.jpg

Vivimos en la era de lo visual y de la pluri-comunicación. La imagen se ha vuelto compañera inseparable de nuestra la vida cotidiana.

La fotografía, que se anticipó al cine, mantuvo su nicho y no quedó descolgada por él, como se pensó en los primeros años del siglo XX. Ambos, cine y fotografía, han desarrollado lenguajes independientes y a la vez complementarios.

La fotografía es un soberbio medio de expresión que puede ayudarnos a transmitir algo cuando con las palabras no podemos, o a decirlo de otra manera; y eso es importante.

La exposición “Un paseo por la memoria” recupera a personajes modestos que no suelen ser protagonistas. Personajes cuyas vidas suelen pasar desapercibidas y sobre todo, sin reconocimiento alguno a pesar de su, a menudo, enorme interés.

Son  mujeres y hombres, en este caso de Jarandilla, que de forma generosa y natural  ofrecieron a aquellos con los que convivieron cosas tan hermosas como bienestar, alegría, sueños, música, salud, risas, cultura. Esta exposición quiere ser una suerte de homenaje, agradecimiento y reconocimiento por parte de aquellos que recibieron tanto bien.

“Un paseo por la memoria” busca fomentar la memoria colectiva y el conocimiento del pasado de nuestro pueblo al mismo tiempo que da testimonio del quehacer de algunos personajes, protagonistas modestos, que han vivido en Jarandilla, rescatandoles de un posible olvido. Es nuestra manera de rendir homenaje a aquellos jarandillanos que han contribuido a mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos y a hacerles más felices.

La exposición quedará expuesta de forma permanente y está vinculada a la Muestra de Cine de la Vera y es el resultado del trabajo y la dedicación de los miembros de la Asociación Cultural Badila y en especial a uno de sus miembros, Agustín Garrido.

Agradecemos la inestimable colaboración del fotógrafo Juan Soto y la comunicadora Elena Caparros, así como de Guadalupe Morales y Juan Rodríguez Durán quienes han aportado su conocimiento, saber hacer y su arte.